Las imágenes creadas por ordenador (renders) se usan en el mundo de la decoración y en la industria del mueble, por ejemplo para dar forma a los dormitorios juveniles en Móstoles que ponemos a disposición de los clientes. En esta entrada vamos a explorar la relación entre el diseño 3D y el diseño de interiores.

Por medio de los interiores generados en 3D podemos, entre otras cosas, simular, con un alto nivel de realismo, tanto el comportamiento de la luz como los volúmenes, la atmósfera, las sombras y las texturas. Se pueden también realizar animaciones 3D para que los clientes puedan hacerse una idea de cómo quedará su proyecto antes de que esté finalizado.

Diseño 3D y diseño de interiores

Antes de acometer cualquier obra en una vivienda o un negocio, es lógico que el cliente quiera saber de modo previo cuál será el resultado. Algo factible en Muebles AM recurriendo a los renders. Gracias a las infografías 3D podemos visualizar cómo quedará el espacio de la casa a decorar con el máximo grado de detalle y realismo.

La infografía 3D o render es la técnica mediante la cual se emplean gráficos por ordenador para obtener toda clase de imágenes. De diseño arquitectónico, diseño de producto o diseño industrial. Para mostrar un proyecto al cliente de forma más visual, atractiva y realista.

Esta tecnología nos permite realizar todas las modificaciones precisas acordes a las indicaciones y necesidades del cliente para llegar al mejor resultado. Podemos estudiar los volúmenes de los muebles, previsualizar los materiales, las texturas o los colores.

Como decimos, la gran ventaja del diseño 3D aplicado al diseño de interiores es que permite al cliente comprender mejor el proyecto, hacerse una idea de cuál va a ser el resultado final. No en vano, las posibilidades de las infografías 3D son muchas y permiten personalizar los proyectos, probar distintas alternativas y escoger la mejor opción. Dicho de otra forma, se trata de comprobar el aspecto final de un proyecto al elegir los materiales, estudiar la volumetría, la iluminación y el diseño del espacio interior.

También se pueden hacer pruebas de distribución, de colores, de materiales, de iluminación o de la ubicación posible de las piezas del mobiliario en casa del cliente.